El clásico Barça vs Madrid

Le llaman el clásico, y la verdad que si, no hay nada más clásico que el qué un partido de futbol nos haga olvidarnos de la realidad que nos rodea. No sé el motivo, hace un tiempo el fútbol me llamaba mucho más, incluso ahora me dicen que si es que ya no me gusta. Será el sufrir con el Real Oviedo, o simplemente el que uno va creciendo y viendo la realidad. El caso es qué hace unos días estábamos hablando de que Corea del Norte atacaba a sus vecinos del Sur, luego que se celebraba el día mundial contra la violencia de género, juntamente se hablaba de que si la crisis en Irlanda afectaría gravemente a España, pero, ¡¡¡alto!!! Es lunes y hay futbol, al diablo todo. Parece increíble, pero hoy no se habla de otra cosa, así somos, gente sin sentimientos, hoy nos puede importar una guerra, y mañana si Cristiano Ronaldo marca o no.

Ya no importa nada, solo CR7, no, no es un detergente, y Messi. Te levantas, un frío que pela, hielo en la carretera, enciendes la radio del coche y ya tienes futbol. A la vez que te disparan con balas de “clásico”, te dicen que ellos no quieren. Hoy no se habla de otra cosa que no sea el “gran partido”, el “partido del siglo”. No sé si será el del siglo, lo que sé es que todos los años acaban jugando dos partidos del siglo, uno en Barcelona y otro en Madrid.

Es lunes, un lunes más o ¿no? Si fuese un lunes más la gente estaría con cara aburrida, cansada, y con pocas ganas de todo, pero que va, hoy es como si el fin de semana aún no acabase. Mañana habrá gente a la que le parezca que está a lunes y a otros les parecerá que están de nuevo a viernes. Mirándolo de esta forma, seguro que hoy las empresas producen bastante más.

Qué locura, ¿a caso no acabo yo también dedicando estas líneas al clásico?

© Javier Fernández López